¿Quieres conocernos? Encuéntrenos aquí

Puerta del Sol 36, Las Condes, Santiago

Lunes - Viernes (08:00 a 20:00)
Sábados (08:30 a 13:30)

Alergias oculares

El último informe desarrollado por los expertos del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU evidencia que el calentamiento global podría atravesar el umbral crucial de 1,5 grados Celsius, entre el 2030 y 2052, y advierte la necesidad de actuar con extrema urgencia para detener esta tendencia.

Se presume que, hasta el momento, la temperatura global ha aumentado en 1 grado y los efectos de este fenómeno ya se dejan sentir: incremento de incendios forestales, sequías y el acrecimiento de los riesgos para la salud, como es el caso de las alergias oculares.

La Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología asevera que los malestares de las alergias estacionales (primavera y otoño) se extienden por 27 días más que en años anteriores, debido al crecimiento de los niveles de polen en el ambiente durante periodos más extensos. Asimismo, las altas temperaturas generan que el polen prolifere más temprano y por un periodo de tiempo más extenso.

Alergias oculares

Alergias oculares: causas y eventuales prevenciones

El doctor y director médico del Centro Oftalmológico Puerta del Sol, Juan Pablo Cavada, sostiene que, durante el 2018, la fecha de inicio y la intensidad de las alergias están condicionadas por factores climáticos y por el aumento de la temperatura ambiental, lo que coincide con el fenómeno del calentamiento global. “Esto se encuentra directamente relacionado con  la  concentración de las moléculas que producen el fenómeno, los llamados alérgenos, de la mano de la polinización que ocurre año a año”, asevera.

Con respecto al rango etario que se encuentra expuesto ante este tipo de hechos, el experto indica que antes era extraño que este tipo de alergias se presentaran en niños menores de 8 años. “Sin embargo, actualmente la edad de inicio ha ido disminuyendo. Lo que estaría directamente ligado al fenómeno de calentamiento global”, afirma.

Los órganos más afectados son los ojos (específicamente los tejidos, como la conjuntiva y la córnea), la piel y los pulmones. “Las alergias no obstante pueden ser muy leves y transitorias, en ocasiones pueden alterar seriamente  la calidad de vida y sin un tratamiento adecuado podrían persistir por toda la vida”, asegura el especialista.

Sobre el tratamiento, el doctor Cavada manifiesta que este malestar se puede prevenir mediante el uso de fármacos. “Los medicamentos se deben iniciar aproximadamente dos semanas antes del comienzo de la estación primaveral. Aún cuando el momento exacto de inicio puede variar de un año a otro y según el tipo de molécula (polen, pasto o maleza) que la produce”, señala.

El uso de antihistamínicos orales en el caso de las alergias oculares sólo es útil si el paciente sufre de alergia ocular y alergia cutánea o asma alérgica simultánea. “Si nos aplicamos gotas de antialérgicos oculares 10 a 15 días antes del inicio de los síntomas podremos atenuar e incluso disminuir la aparición de los síntomas, tales como picazón y enrojecimiento”, ratifica.

Del mismo modo, añade que la extensión de este periodo de alergias va a depender de la severidad de cada caso, lo que varía de una persona a otra. “Puede sólo durar la estación primaveral o extenderse durante todo el verano, es decir por varios meses. Sin embargo con un tratamiento oportuno los síntomas pueden atenuarse e incluso eliminarse en su totalidad”, concluye el médico Juan Pablo Cavada.

Fuente: https://www.guioteca.com/vida-sana/alergias-oculares-podrian-aumentar-en-el-2018-a-causa-del-calentamiento-global/