¿Quieres conocernos? Encuéntrenos aquí

Puerta del Sol 36, Las Condes, Santiago

Lunes - Viernes (08:00 a 20:00)
Sábados (08:30 a 13:30)

¿Qué es la Retinopatía Diabética?

¿Qué es la Retinopatía Diabética?

¿Qué es la Retinopatía Diabética?

La retinopatía diabética es una complicación de la diabetes y una de las causas
principales de ceguera. Ocurre cuando la diabetes daña a los pequeños vasos
sanguíneos de la retina, que es el tejido sensible a la luz situado en la parte
posterior del ojo. Generalmente afecta a ambos ojos y ocasiona la pérdida de
visión cuando no es tratada oportunamente.
¿Cómo se clasifica la Retinopatía Diabética?
Se clasifica según su avance en:
1. Retinopatía Diabética no proliferativa (etapa temprana). Esta generalmente
no afecta la visión, sin embargo, si su visión disminuye, puede ser resultado
de la presencia de Edema Macular.
2. Retinopatía Diabética proliferativa (etapa avanzada). En ésta etapa muchos
de los vasos sanguíneos de la retina se tapan, impidiendo un flujo suficiente
de sangre, en consecuencia se forman vasos sanguíneos anormales que
son frágiles y se rompen, provocando sangrados dentro del ojo.
No obstante el grave riesgo de la retinopatía diabética existe cuando aparecen las
siguientes complicaciones:
1.-Edema (inflamación) de la mácula.
2. Etapas tardías se puede presentar: hemorragia vítrea, desprendimiento de
retina y glaucoma.
¿Cómo nos damos cuenta de presentar estas complicaciones?
Inicialmente la retinopatía diabética no da síntomas, sin embargo a medida que la
enfermedad avanza a estadios finales se pueden presentar algunos de los
siguientes:
• Manchas o hebras oscuras que flotan en la vista (moscas volantes)
• Visión borrosa
• Visión variable
• Visión de colores alterada
• Zonas de la visión oscuras o vacías
• Pérdida de la visión completa
Factores de riesgo
Cualquier persona que tenga diabetes puede padecer retinopatía diabética. El
riesgo de tener esta afección ocular puede aumentar como consecuencia de lo
siguiente:
• La duración de la diabetes, cuanto más tiempo de diabetes, mayor es el riesgo
de padecer retinopatía diabética

• Control deficiente del nivel de azúcar en sangre
• Presión arterial alta
• Nivel de colesterol alto
• Embarazo
• Consumo de tabaco
• Ser afroamericano, hispanoamericano o indígena estadounidense
Prevención
La retinopatía diabética no siempre puede prevenirse. Sin embargo, los exámenes
de la vista anual, (principalmente el fondo de ojo), el buen control del nivel de
azúcar en sangre y de la presión arterial, dejar de fumar, mantener niveles
adecuados de colesterol y triglicéridos, así como la intervención temprana para los
problemas de visión pueden ayudar a prevenir la pérdida grave de la visión.
Diagnóstico de la Retinopatía Diabética
En general, la RD tarda años en desarrollarse, sin embargo, es importante
hacerse un examen ocular con la pupila dilatada (fondo de ojo) al momento del
diagnóstico de la diabetes ya que muchas veces el problema empezó antes
de saberlo. Las revisiones deben realizarse en forma periódica, mínimo una vez al
año, además de exámenes complementarios con lo son la angiografía con
fluoresceina y la tomografía de retina (OCT)
Tratamiento de la Retinopatía Diabética.
El mejor tratamiento para la Retinopatía Diabética es la prevención. Un estricto
control del azúcar en la sangre reducirá en forma significativa el riesgo a largo
plazo de pérdida de la visión. En la etapa proliferativa, en que ya existen vasos
anormales, se requiere la aplicación de láser para eliminar dichos vasos y evitar
que la enfermedad avance y se pierda visión. Se puede requerir varias
sesiones. Además se utilizan inyecciones de medicamentos dentro del ojo
(antiangiogénicos, como por ejemplo Avastin), medicamentos para ayudar al
tratamiento de una Retinopatía Diabética avanzada. En casos avanzados se
puede requerir de cirugía de retina (vitrectomia).
En todo caso y en cualquier etapa el objetivo del tratamiento va encaminado a
estabilizar la retina y que por ende la visión no siga disminuyendo; es decir
conservar visión.