¿Quieres conocernos? Encuéntrenos aquí

Puerta del Sol 36, Las Condes, Santiago

Lunes - Viernes (08:00 a 20:00)
Sábados (08:30 a 13:30)

¿Qué es el Pterigión?

El Pterigión es un crecimiento benigno de la conjuntiva del ojo (membrana mucosa que reviste
el ojo) la cual suele crecer desde el lado nasal del ojo. Las causas de esta enfermedad, hasta
ahora, son desconocidas, pero no obstante, las alteraciones de la capa de Ozono, los
ambientes con mayor polución, han hecho que esta enfermedad se esté presentando con
mayor frecuencia en pacientes.
Esta enfermedad es más común en las personas que trabajan al aire libre y que tienen una
fuerte exposición a los rayos UV diariamente, como los agricultores, pescadores, etc. Otro
grupo de riesgo son quienes se exponen al humo del cigarrillo, el cloro de las piscinas o el aire
acondicionado.
Esta patología es frecuente en personas de mayor edad y en los niños este trastorno es muy
poco común. Y en nuestro país las zonas más desérticas este tipo de problema visual llega al
75% aproximadamente, mientras que en el sur no pasa del 2% al 3%.
Las personas que sufren de esta enfermedad, pueden presentar los siguientes síntomas,
enrojecimiento ocular permanente, inflamación del ojo, sensación de cuerpo extraño en el ojo,
picor, sequedad, entre otros. Si usted presenta alguna de estas molestias se recomienda
agendar lo antes posible una hora con su oftalmólogo, porque con el pasar del tiempo esto
podría traer problemas a la córnea y causar astigmatismo o cicatrices en la misma cornea.
Cómo se debe Tratar el Pterigión
Luego de realizar el examen físico de los ojos y párpados, se ve la gravedad de la lesión. En el
caso de ser una pequeña no requiere un tratamiento mayor y por lo general son controlados
únicamente con colirios lubricantes.
Los casos que son más avanzados, luego de los exámenes, se tendrán que tratar por medio de
una extirpación quirúrgica, la que consiste en una cirugía de autoinjerto conjuntival, la que se
realiza con solamente con anestesia local. El ojo se coloca bajo un microscopio y se pide al
paciente que dirija la vista hacia un punto determinado, luego se realiza un autoinjerto, que es
colocar una pequeña porción de su conjuntiva en el sitio donde se está interviniendo la
excisión del Pterigión.
Una vez finalizada la cirugía, al paciente se le colocará un parche, el cual a los pocos días se
debe retirar. Una vez sin parche el ojo estará de color rojo, pero no debe preocuparse, debido
a que, con el pasar de las semanas ésta tonalidad irá bajando paulatinamente, donde además
se deben instalar los medicamentos que fueron recetados por el médico tratante, además de
ocupar lentes oscuros, con un buen filtro UV para no dañar la cirugía, como también el uso de
gorros con viseras para dar una mayor protección.
Si tienes dudas o quieres saber más sobre esta enfermedad no dudes en visitar nuestro sitio
web, www.puertadelsol.cl o si quieres reservar una hora puedes hacerlo por medio de nuestra
sitio de Internet o bien llamando a los teléfonos 22 411 57 72 o 22 411 57 73.