¿Quieres conocernos? Encuéntrenos aquí

Puerta del Sol 36, Las Condes, Santiago

Lunes - Viernes (08:00 a 20:00)
Sábados (08:30 a 13:30)

RETINOPATÍA: LA PRINCIPAL CAUSA DE CEGUERA EN DIABÉTICOS

El 14 de noviembre se conmemoró el Día Mundial de la Diabetes. Una de sus enfermedades asociadas es la Retinopatía. El doctor Octavio Burgos explica sus consecuencias y tratamiento para este padecimiento en la siguiente nota:

 

 

 

 

Una de las enfermedades más masivas a nivel mundial es la diabetes mellitus que consiste en la elevación crónica de la glucosa (azúcar en la sangre) que puede producirse por factores hereditarios o ambientales (estilos de vida poco saludables, obesidad, sedentarismo, etc.). Las personas que la padecen están más expuestas a tener problemas en la visión, y el más común de ellos es la Retinopatía Diabética.

El doctor Octavio Burgos, oftalmólogo especialista en retina de Clínica Puerta del Sol explica que esta patología afecta específicamente a la retina, que es la capa interna del ojo, responsable de transformar las imágenes que se ven en impulsos eléctricos para enviarlos al cerebro.

 “La gran mayoría de las personas que la sufren no presenta síntomas en su fase inicial. Estos surgen en etapas avanzadas cuando el paciente comienza a tener baja visión y a manifestar dificultad para enfocar o para diferenciar colores, visión borrosa, y aparición de puntos oscuros o flotantes. Es por ello que en esta enfermedad es gravitante la prevención, manteniendo controlados los niveles de glucosa y la presión arterial, así como la realización de controles oftalmológicos periódicos y exámenes preventivos del fondo del ojo con el oftalmoscópio o a través de imagenología. Los diabéticos deben realizarse estos exámenes al menos una vez al año” dice el oftalmólogo.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud sobre el 75% de quienes han padecido diabetes por más de 20 años presentan alguna forma de retinopatía diabética. Mientras más altos se tengan los niveles de glucosa, más altas también son las posibilidades de padecerla. Por ello, el doctor Burgos aclara que el tratamiento de base es mantener controlada la diabetes, para evitar que la retinopatía reaparezca. En su combate se puede usar láser, inyecciones intraoculares e incluso cirugía llamada “vitrectomía” en la que, para facilitar el trabajo en la retina, se extrae el humor vítreo del ojo y luego se reemplaza por gas o líquido.

En Clínica Puerta del Sol realizamos todos los exámenes preventivos, de diagnóstico y control de la retinopatía diabética. Además, tenemos la mejor tecnología en nuestros pabellones para su tratamiento o intervención quirúrgica.