¿Quieres conocernos? Encuéntrenos aquí

Puerta del Sol 36, Las Condes, Santiago

Lunes - Viernes (08:00 a 20:00)
Sábados (08:30 a 13:30)

Esta es la silenciosa enfermedad que afecta la visión irreversiblemente

Es la segunda causa de ceguera irreversible en Chile y la primera en los países desarrollados. Se trata de una enfermedad degenerativa que avanza de forma progresiva, pero no presenta síntomas ni dolor hasta que está muy avanzada, lo que dificulta su diagnóstico.

Esta enfermedad daña el nervio óptico, que es el encargado de transmitir la información del ojo hasta el cerebro, produciéndose una pérdida gradual e irreversible de la visión, llegando a producir ceguera si no se recibe tratamiento” advierte el doctor Juan Pablo Cavada de la Clínica Oftalmológica Puerta del Sol.

“Si este se inicia de forma temprana es posible retrasar la evolución del glaucoma, minimizar sus síntomas y prevenir una futura pérdida irreversible de visión” comenta el facultativo. Se estima que más de 60 millones de personas en el mundo sobre los 40 años padecen de glaucoma, y unos 4,5 millones han perdido la visión totalmente como consecuencia de la enfermedad.

Y estas cifras podrían seguir aumentando, debido al envejecimiento de la población: para 2020 se calcula que los diagnósticos llegarán a 76 millones y la ceguera afecte a más de 11 millones de personas.

En la mayoría de los casos, el origen del glaucoma es un aumento de la presión intraocular, pero se desconoce el motivo exacto. Además, existen otros factores de riesgo que se deben tener en consideración:

  1. Edad:el glaucoma es una enfermedad que suele desarrollarse después de los 40 años y el riesgo de padecerla aumenta con la edad, aunque también se han detectado casos de jóvenes con la enfermedad, quienes deben tener cuidados de por vida. En Chile, se estima que 2% de la población general mayores de 40 años padecen de glaucoma, porcentaje que asciende al 5% a partir de los 70 años.
  2. Factores de Riesgo:Además de la presión elevada dentro del globo ocular, también se consideran factores de riesgo los traumas oculares, tener córneas delgadas, desprendimiento de la retina, inflamación de los ojos, tumores oculares y diabetes.
  3. Factores hereditarios:los antecedentes familiares pueden aumentar el riesgo de padecer esta enfermedad.

Hay distintos tipos de glaucoma, el más común es el denominado “de ángulo abierto”, aunque también hay “de ángulo cerrado”, de baja tensión o tensión normal y el congénito o de nacimiento. Este último es menos frecuente, pero constituye la principal causa de ceguera en la infancia.

Esta enfermedad se caracteriza por la pérdida de visión periférica, como si miráramos a través de un túnel, aunque en algunos casos, también puede ser central. Para detectarla se realiza un examen ocular que incluye:

– Test de agudeza visual

– Test de campo visual, para medir la visión lateral

– Examen de fondo de ojos, para evaluar la salud del nervio óptico y la retina

– Tonometría, que mide la presión dentro del ojo

– Paquimetría, que mide el grosor de la córnea a través de un instrumento de ultrasonido

“Si bien el glaucoma no tiene cura, existen tratamientos para frenar sus avances. En la mayoría de los casos, consiste en el uso de gotas específicas que ayudan a disminuir la presión ocular, lo que permite detener la progresión del daño del nervio óptico y, por ende, de la pérdida de visión.
También puede incluir medicamentos orales, cirugía ocular y láser, aunque este tipo de intervenciones se realiza rara vez, ya que los medicamentos permiten controlar efectivamente el avance de la enfermedad, incluso en etapas avanzadas.
Si bien el daño que va causando el glaucoma es irreversible, el 90% de la ceguera que produce puede evitarse mediante la detección temprana y comenzar un tratamiento de forma oportuna. Para esto, se recomienda que las personas mayores de 40 años se realicen un control oftalmológico periódico”, concluye el doctor Cavada de puerta del sol.

 

Noticia extraida de  “Nueva Mujer” de Publimetro. link para ver noticia:

http://www.nuevamujer.com/mujeres/salud/todos/esta-es-la-silenciosa-enfermedad-que-afecta-la-vision-irreversiblemente/2017-03-16/132048.html